jueves, 4 de septiembre de 2008

RHS Color Chart

La naturaleza es maravillosa y en su inacabable repertorio incluye una infinita gama de colores. Verde, verde oscuro, verde claro, verde agua, verde seco, amarillo, amarillo claro, amarillo paja, amarillo huevo, amarillo patito...

¿Cómo describir lo que vemos de manera que otros lo entiendan? ¿Qué significa amarillo patito para alguien que nunca vió un pato? ¿Y si mi pato es marrón, o de un amarillo distinto al de otra persona?

"Bueno pero... ¡para eso existen las fotos!", dirá alguien. ¿Son las fotos una manera segura de trasmitir la idea de un color? Recordemos que factores tales como iluminación, saturación, sobreexposición, etc. afectan el resultado. ¡Y ni hablar de las infinitas posibilidades de manipulación digital!

¿Cuál de estas fotos crees que refleja mejor el color real de un nenúfar Tina? (son todas fotos provenientes de la misma planta...)


Los botanistas decidieron no reinventar la rueda y tomaron prestado un elemento muy habitual entre los pintores de casas. A ellos les pasa lo mismo cuando una clienta les pide que las paredes del dormitorio sean "durazno suave" y el techo "malva"... ¿Qué hace el pintor? Saca su muestrario de colores, le pide que elija los colores deseados y anota sus códigos.

Habrás notado que, cuando describo el color de alguna parte de una flor o planta, agrego entre paréntesis las letras RHS seguidas de una secuencia de letras y números. Pues ese, ni más ni menos, es el código del color según la carta de colores de la Royal Horticultural Society.

En esa carta, cada hoja trae una serie de colores con sus códigos. En el medio del color hay un agujero redondo, de manera de poder ver a través del mismo el color del pétalo, por ejemplo, que se desea catalogar. Cuando se encuentra el color exacto, se anota el código.

La carta de colores completa, orientada hacia los profesionales, incluye casi 900 colores y cuesta £170. Para quienes nos dedicamos a esto como pasatiempo, existe una carta de colores abreviada que incluye algo menos de 250 colores por £25.

Develado pues el misterio. Y ya sabes, si alguien te dice que el nenúfar Indiana es cambiante y sus flores son color durazno (RHS 39A) el primer día, durazno anaranjado (RHS 41B) el segundo día, y naranja rojizo (RHS 51A) el tercer día, sabrás exáctamente de lo que te está hablando.

2 comentarios:

Silvia dijo...

Gracias Dan por el dato. Voy a pedirle a mi hijo que está en UK que me compre esa carta de colores. Yo también tengo un estanque pero súper modesto, apenas 40x80x30 cm pero vivo en un depto, qué lástima.

DanF dijo...

Silvia, tu hijo puede comprarlo por internet en http://shop.wisley.co.uk/products.php?maincat=RHS%20COLOUR%20CHARTS&product=RHS_COLOUR_CHARTS

En cuanto al tamaño de tu estanque, es más que suficiente para contener un nenúfar enano, como el Hélvola. O podrías probar con un Perry's Baby Red o un Indiana...